Sábado, 16 2019 Noviembre

El adiós de varios héroes

Ya ha sido una semana repleta de emociones para los actuales campeones mundiales de Nueva Zelanda y se espera que sea todavía más cargada emocionalmente, mientras se preparan para despedir a uno de sus más distinguidos servidores en la Final de bronce el viernes.

A medida que su nación enamorada del rugby se sumergió en el desánimo tras el despiadado triunfo en semifinales el sábado por parte de Inglaterra, el capitán Kieran Read y el entrenador Steve Hansen, traicionaron su propio dolor cuando fueron dejados al borde de las lágrimas en conferencia de prensa el día siguiente.

Lo único que se necesitó para que se desahogaran con sus respuestas emocionales fueron algunas preguntas respecto de sus sentimientos una vez finalizado el partido.

Mientras recordaba el primer llamado que hizo después del partido a Tash, su mujer, Hansen debió hacerse de un vaso de agua. Read, por su parte, se atragantó al tomar perspectiva de lo sucedido y recordar las tarjetas de cumpleaños escritas por sus tres hijos que lo aguardaban en el cuarto del hotel.

“Es un partido de rugby, le importa a las personas y a nosotros, disfrutas de los momentos", dijo Read. "Soy padre y eso es lo primero y más importante por lo que quiero ser recordado. Todo es relativo cuando piensas en eso. Mis hijos no me van a amar menos por lo que pasó. Tu familia y quienes están más cerca de ti atraviesan estos momentos. Les duele y luchan".

La manera en que Read abrió su alma se debió, en parte, a tomar consciencia de que el partido del viernes ante Gales en Tokyo Stadium no solamente representará su partido número 127 y último con la camiseta negra, sino que también será la despedida de Hansen y de varios de sus compañeros del seleccionado.

Hansen reconoció que, para un equipo que no cree en las derrotas consecutivas, fue bueno poder balancear bien la emoción de las despedidas y lograr que eso se canalice en un buen rendimiento el viernes.

“Lo vemos como una oportunidad para redimirnos", dijo el lunes Ian Foster, el entrenador asistente de Hansen.

“Este equipo no volverá a jugar junto", dijo Hansen. "Todos sabemos que hay muchachos que seguirán adelante por lo que esta es una oportunidad para salir y expresar las cosas que consideramos particularmente especiales. Tenemos que representar el legado de esta camiseta".

“Tu carácter va a ser cuestionado cuando te derriben, pero tienes una oportunidad. ¿Me pongo de pie y me pongo los pantalones largos o me quedo en el piso vistiendo los de niño. Intentaremos ponernos de pie y representar a nuestro país con orgullo y dignidad".

Jugadores que dejaran de ser parte de los All Blacks

Kieran Read
Una vez que termine la Copa Mundial, Read, un gran capitán y gran número ocho, se irá a jugar con un contrato de dos años a los Toyota Verblitz, equipo de la Japanese Top League, lo que significará el cierre de su extraordinaria carrera internacional de 11 años.

Ben Smith
Con 33 años de edad y siendo uno de los mejores fullbacks de la era moderna, Smith nunca pudo realmente demostrar su excelencia en Japón 2019, habiendo sido dejado fuera de lado en el plantel de 23 jugadores para los partidos eliminatorios. Se espera que gane su cap número 84 el viernes, pero él, además, desea sumar su try 37° en test match. Comenzará una nueva etapa en su carrera profesional cuando se mude a Francia para jugar el Top 14 con el club Pau una vez que finalice la RWC 2019.

Ryan Crotty
Otro jugador que no fue usado en las etapas de cuartos de final y semifinal. El experimentado centro de 37 años, quien anotó 11 tries en 47 participaciones internacionales, se había mostrado afilado en la victoria de los All Blacks ante Sudáfrica en el primer partido del mundial y también en los primeros 40 minutos del encuentro frente a Canadá. Finalmente, en la dura competencia por puestos que tiene Nueva Zelanda, perdió la pulseada ante Anton Lienert-Brown, Jack Goodhue y Sonny Bill Williams. Crotty se unirá al club japonés Kubota Spears.

Matt Todd
Después de recuperarse de una lesión en el hombro que lo marginó del partido contra Inglaterra, el ala de 31 años de edad está de vuelta para competir por un puesto en su último partido para los All Blacks. Acumuló 24 tests en seis años en la tercera línea y es uno de los favoritos de Hansen. Se irá a jugar a Oita, en Japón, para el club Panasonic Wild Knights.

Sonny Bill Williams
El rey de los offloads no ha anunciado sus planes post Rugby World Cup, pero se cree firmemente que, a sus 34 años de edad, el partido del viernes puede ser su cap número 58 y último para os All Blacks antes de virar hacia otra aventura deportiva.

Cuando el lunes se le preguntó por unos reportes que comentaban sobre su futuro posible como entrenador, sonrió y maliciosamente preguntó si debería aplicar para el puesto que dejará Steve Hansen en los All Blacks.

RNS ic/rm/bo/fo/jg