Domingo, 14 2022 Agosto

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8

Peñarol Campeón de la SLAR 2022

Por 24-13 y con su gente en las tribunas, el aurinegro dominó y se impuso ante el elenco chileno para levantar el trofeo que no había podido lograr el año pasado.

Luego de quedarse a un paso de conseguirlo el año pasado ante Jaguares, Peñarol Rugby venció a Selknam de Chile por 24-13 en la final y se consagró campeón de la Superliga Americana de Rugby (SLAR). 

El aurinegro dominó el primer tiempo siendo protagonista y sacó una ventaja clara. En el segundo los chilenos se despertaron y le hicieron partido, pero el mirasol logró aguantar  y levantó su primer título.

Arrancó muy activo en defensa Peñarol presionando a Selknam y obligándolo a cometer penales. Tuvo dos y en el primer intento a los palos Felipe Etcheverry no falló para poner en ventaja al mirasol 3-0 a los 4’ de juego.  

Peñarol vs. Selknam. Foto: Estefanía Leal.

A los 8’ Peñarol aprovechó y otra ves presionando a Selknam logró apoyar el primer try de la noche a través de Eric Dosantos y con la conversión de Etcheverry el carbonero se fue 10-0 arriba consolidando un gran inicio de partido.

La presión del aurinegro no bajó. El equipo de Pablo Bouza estuvo muy intenso y muy atento a cada situación en el comienzo del encuentro y eso complicaba al conjunto chileno que no lograba salir del asedio.

A los 15’ el carbonero volvió a aprovechar los errores de disciplina de Selknam y con un penal de Felipe Etcheverry se fue 13-0 arriba y Tite demostraba su efectividad con el pie: 3/3.

Y en otra acción ofensiva Peñarol volvió a demostrar todo su poderío y nuevamente sumó al llegar al ingoal rival. Manuel Ardao apoyó su try a los 19’ y el aurinegro se fue 18-0 arriba ya que Etcheverry falló la conversión.

La presión seguía siendo un factor clave en el mirasol pero con el paso de los minutos Selknam se soltó un poco más y a los 24’ tuvo su chance para descontar y no la desaprovechó. Francisco Urroz de penal dejó las cosas 18-3.

De ahí en más el carbonero intentó la salida con jugadas rápidas y preparadas pero el conjunto chileno mejoró en la defensa y equiparó un poco las acciones, pero seguía lejos en el marcador.

Peñarol vs. Selknam. Foto: Estefanía Leal.
Peñarol cayó en la indisciplina, cometió un par de penales consecutivos con errores propios y le permitió a Selknam crecer en el campo pero ahí fue donde el mirasol también pudo demostrar su fortaleza defensiva impidiéndole a los chilenos llegar al ingoal.

En el cierre de la primera parte el aurinegro buscó un nuevo try y no lo logró, pero sumó tres puntos con un drop de Felipe Etcheverry y se fue al descanso 21-3 arriba.

En el complemento Selknam mostró otra cara desde el inicio. Golpeado por esa mala primera parte, el equipo chileno salió con una actitud diferente en ataque y se plantó en campo rival y a los 47’ apareció nuevamente Francisco Urroz para acortar diferencias con un penal: 21-6.

Llamado de atención para un Peñarol que debía pasar raya de inmediato porque sino se le podía complicar la noche en un Estadio Charrúa que mostró un muy buen marco de público con más de 5.000 espectadores en las tribunas. El mirasol se salió de su libreto, empezó a tener errores con la ovalada, pecó de indisciplina y le permitió crecer al equipo chileno que se entonó con ese penal de Urroz y vio que tenía posibilidades en el partido.

Pero había un aliado para el carbonero y era el reloj. Los minutos empezaron a pasar y Selknam no lograba sumar, algo que necesitaba de manera imperiosa para ponerse en partido si es que pretendía luchar por el título de campeón.

 

De todas maneras, a los 57’ la historia empezó a torcerse. Selknam insistió y logró un try-penal para sumar siete unidades y además, Nahuel Milán recibió la tarjeta amarilla y dejó con 14 a Peñarol durante 10 minutos con el resultado 21-13 a favor del mirasol. El cansancio empezó a jugarle una mala pasada a Peñarol y a pesar de que Pablo Bouza comenzó a mover el banco de suplentes, el desgaste de la primera parte se hacía sentir en el Estadio Charrúa a tal punto a que los 60’ Juan Echeverría recibió la amarilla y el carbonero se quedó con 13 jugadores momentáneamente.

Con mucha defensa, hidalguía y corazón, el aurinegro bancó con 13 jugadores algunos ataques interesantes de Selknam y a los 67’ regresó Milán para que Peñarol tuviera 14 en cancha y a los 70’ volvió Juan Echeverría para que los dos quedaran con 15 de cara a la recta final del encuentro.

Y luego de pasar ese asedio chileno, el aurinegro revivió y a los 77’ apareció Felipe Etcheverry para poner de penal tres puntos más que le permitieron a Peñarol irse 24-13 arriba en el cierre de un partido que parecía no escapársele más al anfitrión. El tiempo pasó y Selknam luchó pero no pudo. Peñarol selló ese 24-13 y se consagró por primera vez en su historia campeón de la Superliga Americana de Rugby. Premio al mejor equipo del torneo y premio al crecimiento del rugby uruguayo que sigue demostrando su nivel en el concierto sudamericano.

 

FUENTE - www.elpais.com.uy